Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio. Al navegar, consideramos que aceptas su uso. Más información

TEATRO Y ESCUELA

03·11·2011

En Dagoll Dagom siempre hemos concedido la máxima importancia al público escolar ya desde nuestro primer espectáculo, NO HABLARÉ EN CLASE (que precisamente trataba el tema de la enseñanza y la escuela bajo el franquismo); en el año 1977, siempre hemos dedicado funciones especiales para escuelas i institutos.

En ocasiones, hasta tres sesiones semanales! Podemos afirmar, con conocimiento de causa, que estamos familiarizados con el público escolar. Muchos espectadores ya adultos, nos comentan que la primera vez que fueron al teatro fué con la escuela y con una obra de Dagoll Dagom, incluso algunos de nuestros colaboradores profesionales que actualmente trabajan con nosotros se encuentran en esta situación. Creo que esta labor es una de las más positivas que hemos hecho ya que representa una afluencia constante de aficionados al teatro que empezaron viendo una función de ANTAVIANA, o de GLUPS!, o de EL MIKADO... También es una manera muy útil de conocer la edad de la persona que nos habla: si nos dice "la primera obra de teatro que ví fué ELS PIRATES con el cole", pensamos: ELS PIRATES se estrenó en 1997… este chico o esta chica debería venir cos doze o catorze años, y por consiguiente nació a mediados de los ochenta... actualmente tiene unos VEINTICINCO! Una forma sencilla de saber la edad sin preguntarlo. Evidentemente si te dicen que la primera obra que vieron fué NO HABLARÉ EN CLASE, ya sabemos que se trata de alguien con más de cuarenta.

Dicho eso, queremos hacer una consideración bastante clara sobre el tema: el aprovechamiento de la asistencia al teatro de los alumnos depende casi exclusivamente de la preparación que hayan elaborado los miembros del profesorado. Se nota mucho cuando una escuela trae a sus alumnos habiendo trabajado el tema previamente; los hay que han escuchado y analizado las canciones, los hay que han trabajado el contexto histórico, musical, etc. Estos alumnos, cuando vienen al teatro, conocen muy bien lo que vienen a ver y, por consiguiente, lo disfrutan mucho, y al mismo tiempo, hacen que la compañía también disfrute de la representación. Se trata de un público muy espontáneo y muy entusiasta que no disimula sus reacciones: rien, aplauden y critican sin tapujos. En cambio, cuando el espectáculo no ha sido debidamente preparado en clase, los alumnos llegan al teatro sin saber que van a ver y muchas veces totalmente desmotivados. Entonces unicamente que el grupito de gamberros de turno se ponga a hacer el burro para que consigan reventar la función a todo el resto de compañeros que la están viendo. Debemos tener en cuenta, como ya hemos comentado antes, que , en muchos casos es la primera vez que acuden a un teatro y no comprenden el hecho de que los actores, las actrices, los músicos y los técnicos están haciendo aquella función en vivo y en directo; acostumbrados como están a la televisión y al cine, donde los personajes siguen actuando con independencia de si se les presta o no atención; los actores viven la representación en directo. En ocasiones, hemos tenido que interrumpir la función y pedir respeto y silencio, invitando a salir de la sala a aquellos a quienes no interesara el espectáculo. Entonces, indefectiblamente, se ha producido un silencio sepulcral y muchos de los chicos y chicas se han quedado estupefactos al comprobar que los personajes de encima del escenario eran capaces de salir de la ficción i dirigirse a ellos directamente. En estos lamentables casos, pensamos que casi toda la responsabilidad es del profesorado que los acompaña y que no han preparado y concienciado lo bastante a sus alumnos ante el hecho teatral.

Para acabar, os contaremos una anécdota que tuvo lugar el año 1979. Estábamos haciendo una función escolar de ANTAVIANA en el Teatre Municipal de Girona y en la sala había un follón tremendo. Algunos de los asistentes gritaban, silvaban e incluso insultaban a los actores. Aquello acabó con nuestra paciencia y salimos todos a escena para interrumpir la función,pidiendo que se encendieran las luces de la platea. Muy cabreado, Bozzo les dirigió un discurso sobre el respeto que merecía CUALQUIER PERSONA que estuviese trabajando y que, les gustara o no, no se podía INSULTAR a los demás. Se produjo un silencio total en todo el teatro y PEPE RUBIANES que estaba en escena solidario, remató el discurso de Bozzo con un "IMBÉCILES!" que los dejó a todos pasmados y enmudecidos y también al resto de la Compañía. Bozzo discurseando sobre el respeto y los insultos, y Rubianes tratándolos de imbéciles!.

La función acabó en medio de un silencio que tampoco era normal ya que, después de aquel momento, ni tan solo se reían en los momentos que tocaba! En fín, actualmente con COP DE ROCK las funciones escolares siguen funcionando como siempre. Algunas muy buenas y otras menos. Pero no por eso a DAGOLL DAGOM dejará de preocuparnos este sector de público que es, sin duda, el público del futuro.

Aquí os dejamos un vídeo de una de las muchas sesiones escolares que se hicieron de COP DE ROCK.



Consell de Cent, 240 Principal, 2a 08011 Barcelona
Tel.
+34 93 451 72 06
Fax.
+34 93 323 55 31
info@dagolldagom.com